Ahorro infantil, productos para el ahorro de los niños

No cabe duda que el ahorro de nuestros niños es importantísimo. Un buen plan de ahorro puede suponerles a los peques de la casa una solución de futuro para cuando lleguen a la Universidad o se emancipen o para cualquier imprevisto.

Vamos a tratar el ahorro infantil desde dos vertientes, la de los padres y la de los hijos. Lo que los padres pueden hacer es abrir una cuenta o plan de ahorro infantil y depositar una cantidad periódicamente (mensual, trimestral o anual) para conseguir unos ahorros para el futuro.

Pero es importante que los niños también aprendan a ahorrar desde pequeños. De nada sirve que sus progenitores ingresen un dinero mensualmente en una cuenta a plazo si los niños no aprenden a ahorrar y la importancia del ahorro.


Elegir una cuenta de ahorro infantil

Actualmente estamos en un escenario de bajos tipos de interés (aunque pueden subir) y por lo general la remuneración de este tipo de cuentas de ahorro es baja. Casi todos los bancos y cajas tienen este tipo de productos para niños pero vamos a dar unas pautas para elegir una buena cuenta:

No dejarse tentar por regalos: muchas entidades financieras intentan captar nuestra atención con regalos para nuestros niños al abrir una cuenta de ahorro. De nada nos sirve un regalo hoy si la rentabilidad que le dan a los ahorros de nuestros hijos es ridícula.

Fijarse en las comisiones: si bien es cierto que este tipo de cuentas suelen estar exentas de comisiones y gastos hay que confirmarlo para evitar sorpresas. Al ser el rendimientos de estas cuentas bastante bajo es importantísimo que no tengan gastos o al final pagaremos más de comisiones que la rentabilidad de la cuenta.

Tipo de interés: debemos fijarnos en el tipo de interés FINAL que nos ofrecen. Hay cuantas que nos atraen con un tipo alto pero la letra pequeña pone que ese tipo sólo es para los 3 primeros meses, pasados los cuales el interés es realmente bajo.

Plazo: debemos tener presente que el plazo de este ahorro suele ser de bastantes años, una pequeña diferencia en la rentabilidad anual en un plazo de 18 o 20 años puede suponer muchísimo dinero.

Las cuentas infantiles principales

Como ya hemos dicho casi todas las entidades financieras ofrecen este producto, pero vamos a destacar las más demandadas y sus características:

La Caixa, libreta estrella: ofrece una rentabilidad del 1,00 %a niños de 3 a 14 años

Openbank, Cuenta junior: 0,60 % T.A.E. aunque el tipo sube si los tipos oficiales suben, liquidación de intereses mensual, hasta 17 años.

ING, Cuenta naranja mini: a día de hoy ofrece un 1,20% sin ningún tipo de comisiones y con total disponibilidad del dinero. Si suben los tipos la rentabilidad también aumentará. Se contrata por internet. Para más información de esta cuenta pincha aquí. Esta cuenta es nuestra recomendación.

¿Qué se necesita para abrir una cuenta de ahorro a un niño?

Para abrir una cuenta a un menor necesitaremos su DNI o NIF. Para hacer el NIF hay que acudir a la delegación de Hacienda con el DNI de padre o madre, el libro de familia y rellenar en Hacienda un modelo 030.

Como hacer correctamente este plan de ahorro infantil

Lo principal es tener claro lo que se pretende y ser constantes. Una vez elegida y contratada la libreta o cuenta de ahorros hay que marcarse una cantidad periódica para ingresar. No sirve de nada ingresar 300 € hoy y no volver a hacerlo nunca más. A la hora de elegir la cantidad es importante marcarnos objetivos realistas. Es mejor marcarse 30 € mensuales que 100 € si al final no somos capaces de ahorrar 100 euros al mes y abandonamos el ahorro por no poder afrontarlo. Una vez elegida la cantidad mensual hay que dar orden de cargo de esa cantidad para que el banco se encargue cada mes y así no olvidamos pasar el dinero a la cuenta del menor. En el caso de ING se da una orden periódica por la cantidad que queramos y ellos cogen el dinero sin coste alguno para nosotros. A parte podemos hacer aportaciones puntuales cuando queramos.

Como segundo paso conviene dar el número de cuenta del menos a los familiares (abuelos, tíos,…) así si ellos quieren pueden hacer aportaciones como regalo de nacimiento, de cumpleaños, bautizo, etc.

¿Cuánto ahorraremos para nuestros hijos?

Su pongamos que abrimos una cuenta en ING con el tipo actual del 1,20 % y aportamos 25, 50, 75 o 100 € al mes. Si la cuenta de ahorro la empezamos al nacer nuestro hijo a los 18 años cuando llegue a la mayoría de edad y tenga que empezar sus estudios universitarios.

Aportando 25 € por mes a los 18 años 6.024,21 €

Aportando 50 € por mes a los 18 años 12.048,42 €

Aportando 75 € por mes a los 18 años 18.072,63 €

Aportando 100 € por mes a los 18 años 24.096,84 €

Los cálculos se han realizado con los tipos de interés que están vigentes a la fecha en que se escribe este artículo. Lo normal es que en los próximos meses los tipos suban y por tanto la rentabilidad de estas cuentas. Si en lugar de un 1,20 % suben al 2% el resultado anterior sería el siguiente:

Aportando 25 € por mes a los 18 años 6.493,50 €

Aportando 50 € por mes a los 18 años 12.987,00 €

Aportando 75 € por mes a los 18 años 19.480,50 €

Aportando 100 € por mes a los 18 años 25.974,00 €

Lo anterior es un ejemplo, ya que no podemos saber la rentabilidad y los tipos dentro de 5 años. Además en el ejemplo sólo hemos tenido en cuenta el ahorro fijo mensual, habrá que sumarle aportaciones puntuales, o aportaciones de familiares. Pero lo normal es que sean superiores a los actuales ya que nos encontramos en precios del dinero de mínimos históricos.

Como vemos la rentabilidad de estas cuentas es baja. Por eso lo recomendable es empezar con estas cuentas para ir ahorrando poco a poco y cuando ya tengamos una cantidad ahorrada cambiar de producto financiero a otro que ofrezca mayor rentabilidad. Pueden ser depósitos a plazo fijo, letras o bonos del tesoro, fondos de inversión o incluso acciones (siempre buscando acciones fuertes y con alto pago de dividendos).

Enseñar a los niños a ahorrar

Como explicamos al principio de este reportaje de nada sirve que los padres hagan un esfuerzo para ahorrar para sus hijos si al mismo tiempo no les inculcan el esfuerzo y la recompensa de ahorrar. Desde pequeños hay que enseñarles a “guardar” para el futuro y deben aprender la recompensa de ese esfuerzo.

Nada mejor que la típica hucha para que aprendan a guardar poco a poco dinero y por supuesto deben ver que después de ese esfuerzo ahorrador tendrán suficiente dinero para comprar ese objeto que desean, como una consola, un juguete, etc. Aprenderán que conseguirlo depende de ellos y de su esfuerzo, cuanto más se esfuercen en su ahorro antes conseguirán tener su recompensa.

 

Share

One thought on “Ahorro infantil, productos para el ahorro de los niños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>