Ahorrar en las compras en nuestras vacaciones

En demasiadas ocasiones nuestro presupuesto en vacaciones se dispara simplemente por culpa de las compras en el supermercado. Suele ser la partida en la que más gastamos debido a una mala planificación y desconocimiento de la zona a la que vamos. Vamos a dar unos cuantos trucos y consejos de como ahorrar dinero en las compras de vacaciones y evitar que el presupuesto con el que contábamos inicialmente se dispare.

ahorrar en las compras de vacaciones

En la mayoría de los casos compramos sin mirar precios, o cantidades demasiado altas de productos que luego debemos tirar, o simplemente compras por impulso que terminan aumentando nuestro gasto demasiado. Por ello aquí te dejamos unos cuantos consejos para ahorrar dinero en el Super estas vacaciones:


1.- Antes de comprar revisa el apartamento. Así podrás saber lo que realmente necesitas. Muchas veces compramos cosas de las que ya disponemos en el apartamento que hemos alquilado, por eso conviene revisar que productos hay. Ejemplo pueden ser desde estropajos, lavavajillas, detergente, sal, etc. Probablemente los inquilinos anteriores ya han comprado este tipo de cosas y nos las encontramos allí.

2.- Haz una lista de la compra. Una vez que tenemos claro lo que necesitamos una gran medida de ahorro es elaborar una lista de la compra con todo lo que necesitamos en función del tiempo que duren nuestras vacaciones. Es muy importante tener en cuenta la duración ya que no tiene sentido comprar un líquido lavavajillas de un litro si nos va a sobrar más de la mitad, en ese caso es mejor comprar uno de medio litro.

3.- Elabora un menú. Elabora un menú para saber lo que tienes que comprar en la sección de alimentación. No es necesario que sea algo estricto pero sí aproximado. Haciendo esto podremos hacer la compra de todo lo que necesitamos evitando así ir a la compra todos los días ya que cada vez que vamos al supermercado siempre aparecen las compras por impulso.

4.- Ir a la compra sin niños. Si es posible debemos acudir a la compra sin los niños, los supermercados de las zonas de vacaciones están repletos de llamativos productos para provocar las compras por impulso en especial de los niños. Además ellos están de vacaciones y siempre quieren que compremos todo lo que ven como algo “normal” en vacaciones.

5.- Buscar el supermercado más barato. Uno de los errores en vacaciones es ir al supermercado que hemos visto en la esquina, al no conocer la zona vamos al primer supermercado que vemos. Esos supermercados enclavados en zonas turísticas suelen tener unos precios mucho más altos que cualquier supermercado tradicional. Las diferencias de precios llegan hasta el 70%, así que es bueno investigar y preguntar por otros más baratos. Si tenemos que desplazarnos en coche a un supermercado 5 Km pero aprovechamos para hacer la compra para la semana o la quincena el ahorro puede ser de cientos de euros por recorrer 5 Km en coche.

6.- Comprar buena cantidad de bebidas y helados. Si viajamos con niños es recomendable comprar todas las bebidas, refrescos e incluso helados que necesitemos para sus vacaciones. En verano los niños siempre demandan ese tipo de productos y comprarlos en bares y terrazas de una zona turística puede suponer un desembolso excesivo. Podemos preparar los helados en el apartamento y que los tomen en el paseo marítimo, en el parque, etc.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>