Como ahorrar en la declaración de la renta al final de año

Se acerca el final de año y es el momento de buscar bonificaciones fiscales antes del 31 de diciembre. Lo que hagamos ahora supondrá un ahorro en la declaración de la renta que se presente en 2012, correspondiente al año 2011.

deducir impuestos

Te contamos como ahorrar dinero en tu declaración si tienes algo de dinero para invertir. Lo más recomendables es hacer una amortización parcial si tenemos hipoteca para además de rebajarla ahorrar en tributos. Si no tenemos hipoteca lo normal es hacer aportaciones a planes de pensiones. Te explicamos todas las opciones.

Deducciones por amortización de hipoteca

La Ley permite en España deducirse del gasto de vivienda habitual hasta un máximo de 9.015 euros. De esos 9.015 euros la deducción permitida es del 15% y esa cantidad incluye tanto amortización como intereses.

Cualquier cuantía superior a esa cantidad no nos la podremos deducir. Esto es importante para saber cuanto debemos amortizar a final de año para conseguir la máxima bonificación fiscal posible.

Si una persona paga una cuota por su préstamo hipotecario de 500 euros al mes estará pagando anualmente 6.000 euros. Como el máximo legal deducible es de 9.015 euros esa persona pude hacer una amortización parcial de hasta 3.015 euros bonificables fiscalmente. Cualquier cantidad que sobrepase esos 3.015 euros no se puede deducir de la declaración de I.R.P.F.

Conociendo esos límites legales cada persona debe hacer cuentas para saber hasta dónde puede aportar para conseguir un ahorro en su declaración.

Para los residentes en Álava, Guipúzcoa y Vizcaya los límites y deducciones son diferentes. En esas provincias el límite máximo de deducción son 12.160 euros con una deducción del 18% (23% para menores de 35 años y familias numerosas).

Deducciones por aportaciones a planes de pensiones

Las deducciones en este producto son distintas en función de la edad del contribuyente.

Así las personas menores de 50 años pueden deducirse vía IRPF bien 10.000 euros que es lo máximo deducible autorizado a aportar a los planes de pensiones las personas de esa edad, con el límite de que la deducción máxima no puede superar el 30% de los ingresos totales del contribuyente.

Los contribuyentes mayores de 50 años pueden deducir hasta 12.500 euros con un máximo del 50% de sus ingresos totales anuales.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>