Gastos, salidas de dinero: gasto hormiga

Un gasto, por definición, es una salida de dinero. Cualquier tipo de compra de bienes o servicios (comida, ropa, muebles, etc) supone un gasto. Aunque todo e mundo paree que sabe lo que es el gasto conviene recordarlo para tenerlo muy presente en el propósito de ahorrar dinero y para poder reducir los gastos.

gasto

Desde la economía familiar tendremos que hacer frente a varios tipos de gastos, algunos de ellos fijos en los que difícilmente podremos ahorrar y otros variables o denominados gastos hormiga en los que sí conseguiremos ahorrar si nos lo proponemos.

En nuestro propósito de ahorrar muchas veces equivocamos el camino y fracasamos por no saber identificar correctamente dónde se nos va el dinero. Frases como “No sé en que me he gastado el dinero” seguramente las hemos escuchado en bastantes ocasiones.

Solemos centrar nuestra atención en los gastos fijos que nos cargan por el banco a primeros de mes, son los que nos desesperan. Ejemplos como hipoteca, luz, teléfono, gas, otros créditos, etc. nos traen de cabeza. Pero en esos gastos difícilmente podemos ahorrar. Es por eso que no nos centramos en otras partidas dónde sí podemos rebajar la cantidad de dinero que gastamos.

Ya hemos contado en otras ocasiones que lo ideal es apuntar en una libreta u hoja de Excel todos lo que gastemos en un mes para saber dónde se nos está escapando el dinero.

Hoy queremos hacer mención importante a los denominados gastos hormiga. Son eso pequeños gastos cotidianos y diarios de pequeña cuantía pero que sumados a final de mes pueden representar bastante dinero. Esos gastos si podemos evitarlos y si dedicamos 5 minutos a pensar en ellos veremos que son de lo más variado:

  • Cafés en el bar
  • Tabaco
  • Propinas
  • Chicles
  • Cañas
  • Helados
  • Pequeñas compras por impulso

Seguro que si lo piensas detenidamente se te ocurren muchos ejemplos más. Estos pequeños gastos suponen una gran fuga de dinero al año que podría venirnos bien para otras cosas.

Pongamos un ejemplo numérico una persona que tome un par de cafés fuera de casa y fume una cajetilla de tabaco rubio al día está gastando uno 6,20 euros al día. Lo que supone 186 euros mensuales o 2.232 euros al año. Seguro que si se lo propone puede reducir mucho ese gasto fumando menos y tomando los cafés en casa.

Cada persona es distinta y su gasto hormiga será distinto, quizá en prensa y revistas, en almuerzos en el bar, o cualquier otra cosa.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>