Previsión de gastos a 3 meses para ahorrar dinero

Nos acercamos al último trimestre del año y uno de nuestros consejos de como ahorrar dinero fundamental para este periodo es hacer una buena previsión de gastos de los próximos tres meses para evitar caer en números rojos. Además de los gastos fijos como luz, internet o telefonía nos encontraremos con gastos extraordinarios como cenas, regalos y ocio.

En primer lugar debemos apuntar los gastos fijos a los que debemos hacer frente. Son los gastos habituales de cada mes, letra de la hipoteca, luz, gas. Y debemos buscar si durante los próximos tres meses tenemos algunos otros gastos fijos extraordinarios como seguros, impuestos, contribuciones, etc.

prevenir gastos

Una vez que conocemos esos gastos fijos podemos empezar a elaborar un presupuesto para los siguientes meses. Si aparece algún gasto extra que no habíamos anotado debemos anotarlo porque esa información será muy valiosa para el próximo año.

Esta previsión de gastos debemos hacerla no sólo para navidad sino que lo ideal es hacerla para todos los trimestres de año. Si guardamos toda esta información en un cuaderno u hoja de excel podremos ajustar los presupuestos y de esta forma conseguiremos más fácilmente ahorrar dinero y no tener problemas a la hora de afrontar los gastos evitando así caer en los famosos créditos rápidos y similares.

Una vez que sabemos los gastos que debemos afrontar debemos reservar dinero para ellos y después ser previsores. Ahora que se acerca la época navideña podemos ir adelantando compras para evitar tener que hacer todas de golpe en el mes de diciembre a precios más caros. Si nos adelantamos podemos ir comprando comida para congelar, o incluso regalos ahora que los precios son más bajos y podemos encontrar distintas ofertas.

Es importante a la hora de preparar nuestro presupuesto familiar hacer una reserva para imprevistos. Es decir a los gasto sumarles un apartado llamado “Imprevistos” por si incurrimos en un gasto no previsto. Si ese mes no necesitamos ese dinero lo guardamos aparte para imprevistos futuros para así poder pagar esos imprevistos.

Un ejemplo de estos gastos imprevistos suelen ser roturas y reparaciones. Imaginemos que guardamos para imprevistos 50 euros cada mes. Durante 4 meses no necesitamos ese dinero, por lo que tenemos ahorrados 200 euros para imprevistos, pero el quinto mes se rompe la lavadora y debemos comprar una nueva, gracias a esa partida de imprevistos podemos pagarla sin necesidad de financiación y sin que se descuadre nuestro presupuesto.

Una vez claro el presupuesto, en el ejemplo que estamos poniendo de las Navidades, ya podemos saber cuánto dinero podemos gastar en esos gastox estras navideños como regalos, lotería de navidad o cenas y comidas.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>